Saber Más

Sentir y vivir tus emociones te hace estar mejor contigo mismo  Tus emociones hablan, ¡escúchalas!
Generalmente, todos tenemos algún grado de nerviosismo o tensión antes de las pruebas o de otros eventos importantes en nuestra vida. Un poco de nerviosismo puede incluso ayudar a movilizarnos; sin embargo, si es mucho puede llegar a ser un problema, especialmente si interfiere con nuestra habilidad para prepararnos para los exámenes o para rendirlos.
Muchas personas tienen problemas para quedarse o mantenerse dormidos. Hay distintos tipos de insomnio, según si la dificultad es para conciliar o para mantener el sueño.
¿Eres de las personas que sienten que nunca logran algo suficientemente bueno?,  ¿Sientes que debes dar 100% o más en todo lo que realizas o todo va a salir mal? Si es así, entonces en vez de estar trabajando para tener éxito, estás tratando de ser perfecto.
Existen personas que se hieren o dañan a sí mismas de manera intencional, lo cual es un signo de sufrimiento emocional severo. Aquí conocerás razones que llevan a algunos jóvenes a autoagredirse y por qué es importante pedir ayuda.
El SDA es una condición de persistente falta de atención y/o hiperactividad. La falta de atención produce dificultades en al menos dos ámbitos, los que pueden ser los estudios y el trabajo.

En nuestra vida cotidiana, a veces podemos tener una experiencia que nos sobrepasa, que nos asusta y que escapa a nuestro control. Podemos encontrarnos en un terremoto,  ser víctimas de un asalto o presenciar un accidente. 
La cantidad de horas que se necesita dormir varía según la persona y la edad, siendo el promedio de 8 horas, una cantidad muy distinta al promedio de horas que duerme un universitario. Algunas personas quedan bien con 6 horas y otras necesitan 10, pero lo importante es cómo la persona siente que es su sueño más que la cantidad de horas que duerme.
Como estudiantes universitarios, todos estamos familiarizados con la experiencia de la soledad. Debido a que cada individuo es único, todos tienden a sentirse solos en condiciones diferentes. Por ejemplo, algunos se sienten solos cuando se sienten excluidos de las actividades de grupo, otros cuando se ven privados de las relaciones más íntimas, etc.
Si bien los hijos de padres separados pueden no estar pensando en eso constantemente, sus vidas están influenciadas por este hecho. Una separación siempre afecta de alguna u otra manera al hijo(a) y deja efectos permanentes en sus vidas.

Unidad de Apoyo Psicológico