La importancia del buen dormir

La cantidad de horas que se necesita dormir varía según la persona y la edad, siendo el promedio de 8 horas, una cantidad muy distinta al promedio de horas que duerme un universitario. Algunas personas quedan bien con 6 horas y otras necesitan 10, pero lo importante es cómo la persona siente que es su sueño más que la cantidad de horas que duerme.
Cuando se duerme poco, se puede estar acostumbrado  a sentir cansancio y sueño pensando que esto es debido al exceso de estudio o de actividades. Los frecuentes bostezos se atribuyen a lo aburrida que está la clase, las dificultades en la concentración se atribuyen al déficit atencional y la necesidad imperiosa de un cigarrillo, un café o una coca cola se atribuyen a una adicción o a un hábito. Pero a veces es falta de sueño y sólo eso.

Los estudiantes universitarios suelen tener problemas con el sueño. Entrar a la universidad y adaptarse a la vida universitaria puede ser estresante. Las exigencias académicas y sociales (vivir en residencias estudiantiles, dificultades familiares o con los pares, el uso de alcohol y café, etc.) pueden interferir con los ritmos normales de sueño. Algunos estudiantes no reconocen la importancia de dormir,  lo consideran una pérdida de tiempo. Pero dormir es una necesidad fisiológica y como tal, puede tener consecuencias negativas si no es bien atendida. Las personas que duermen menos de lo que debieran, usualmente presentan:

  • Irritabilidad y mal humor
  • Depresión
  • Cansancio y somnolencia diurna
  • Dolor de cabeza
  • Hipersensibilidad
  • Menos capacidad para concentrarse y retener nueva información
  • Menor capacidad creativa
  • Menos capacidad para manejar el stress
  • Menos capacidad para defenderse de enfermedades
Si una persona duerme sistemáticamente menos que lo que necesita, las consecuencias pueden ser importantes. El déficit de sueño a largo plazo se relaciona con la diabetes, un mal funcionamiento del sistema inmune, obesidad y problemas cognitivos (dificultades para almacenar y mantener información en la memoria) El sueño ininterrumpido es importante para los procesos de aprendizaje, de resolución de problemas, de almacenaje de información y de procesamiento de emociones que ocurren durante la etapa de sueño REM.

La importancia del buen dormir

Unidad de Apoyo Psicológico